Decorar para ser feliz


En las publicaciones anteriores has podido ver el gran efecto que tiene la decoración sobre nuestro estado de ánimo y la importancia de convertir el hogar en un pequeño templo de harmonía y tranquilidad para que nos aporte bienestar. En este post repasaremos las claves para crear felicidad instantánea.

Estos pequeños cambios tienen el poder de elevar tu ánimo:

Orden

La ausencia de objetos indeseados y una disposición minimalista a tu alrededor favorecen el bienestar. Asegúrate de que tu casa esté limpia y ordenada para una sensación de paz al llegar después de un largo día de trabajo.

Plantas

Incluye flores y plantas en el interior de tu casa para crear un ambiente cálido con un toque natural. Alternativamente, coloca otra decoración relacionada con la naturaleza, como cuadros con motivos florales.

Foto de arkigrafico.com
Foto de arkigrafico.com

Recuerdos

Analiza los objetos decorativos de tu casa escuchando las sensaciones que provocan en ti. Normalmente, tener fotos de experiencias positivas vividas y de momentos especiales con gente querida repartidos por la casa fomenta la felicidad. Recuerda que los objetos evocan sentimientos, así que selecciona solo los que transmitan energía positiva.

Olor

Como hemos visto anteriormente, la fragancia del hogar tiene un gran poder sobre nuestro bienestar. Las velas y los difusores de aceites esenciales esparcen olores agradables que tienen un efecto indiscutible en nosotros. Prueba la fragancia de vainilla levantarte el ánimo.

Color

Jugar con los colores de tus paredes, muebles o tejidos es divertido y muy curioso en cuanto a aportar tranquilidad o más energía. Aplica la colorterapia a tu casa: por ejemplo, el blanco es pulcro pero en demasiada cantidad puede aburrir. El amarillo se asocia con la felicidad. El lila, con la paz.

 

Tú puedes crear tu propia felicidad desde tu interior pero también con todo lo que te rodea. No subestimes el poder de la decoración. Un abrazo!