Perfumar tu casa con velas aromáticas


Si leíste mi post anterior y decidiste dar un toque minimalista nórdico a tu hogar, ahora solo te falta añadir algunos detalles que harán que tu casa resulta aun más acogedora. Uno de los secretos es que huela bien, por eso hoy te propongo incorporar velas aromáticas alrededor de la casa.

Últimamente me he aficionado a las compras de objetos decorativos por Internet. De momento no he comprado muebles, sino pequeños artículos para dar otro toque a mi salón con el cambio de estación. He encontrado cojines, plaids y velas que no podría encontrar en mi ciudad. En cuanto a las velas, me ha sido muy útil esta página: http://www.venta-de.com.pe/velas-aromaticas, especialmente porque quería comprar una gran cantidad y en este sitio salen muy bien de precio.

Diptyque

Mi marca favorita de fragancias para la casa es sin duda Diptyque. Por su coste, solo compro ahí en ocasiones especiales. No obstante, las velas son las más aromáticas que he tenido nunca. Sin encenderla una de sola perfuma toda la casa. Las fragancias son muy originales y agradables, escoger una es sumamente complicado.

Foto de diptyqueparis.com
Foto de diptyqueparis.com

Más allá de las velas

Hace poco la marca Diptyque ha sacado otro producto al mercado (a parte de velas, ya tenían esprais). Ahora tienen un difusor eléctrico muy elegante llamado Un air de Diptyque. Es algo mucho más práctico que solo requiere enchufarlo y dura una eternidad, aunque supone una inversión, ya que vale más de 300 dólares.

Para los que no seáis muy fans de las velas (con las que hay que ir con cuidado, especialmente si hay niños en la casa), existen también otras formas para que tu casa huela bien. El incienso es otro método muy efectivo para esparcir la fragancia que más te guste por tu hogar, aunque también se tiene que prender y algunos afirman que el humo que desprende podría ser cancerígeno.

El popurrí y otros

La clásica mezcla de flores secas con doble función (decorativa como centro de mesa, por ejemplo, y como perfume del hogar) es una de las opciones más económicas y estéticas. Al comprarlo asegúrate de que las flores no desprenden un olor demasiado artificial.

Foto de boldsky.com
Foto de boldsky.com

Si tienes devoción por el ámbar, una solución muy estética es hacerte con una bola de ámbar. Estas están hechas a mano e incorporan cristales perfumados en el interior que se esparcen fácilmente por toda la estancia. Están disponibles con toques de vainilla, pachuli, etc. por un precio de 90 dólares.

Sea cual sea tu elección, no olvides que la estética es tan importante como la fragancia difundida por tu casa. Aquí es cuando la aromaterapia entra en juego. El perfume elegido lleva ciertas propiedades que pueden cambiar nuestro estado de ánimo, así que elegir uno que se adapte a tus necesidades es clave.

Personalmente, suelo tener una vela en la habitación para encender antes de irme a la cama. La que tengo ahora es de sándalo y me resulta muy agradable. En el resto de la casa voy cambiando cada varios meses: suelo tener algo de popurrí en el recibidor, un difusor en el baño y un par de velas en el salón, presentando atención en que los aromas de cada cosa armonicen bien.